MI BLOG DE LA ESPERANZA

CAUSALIDAD

En épocas de cambios, de incertidumbre, de crecimiento, de evolución, siempre hay un hecho ante el que nos preguntamos ¿por qué a mí?, ¿por qué yo? En ese momento solo sentimos dolor, rabia, frustración… pero ese hecho sólo sucede para que aprendamos algo, para que nos demos cuenta, para que tomemos consciencia de que tenemos que hacer algo, algo diferente. Es como si, de repente, nos pusieran un cartel luminoso delante con aquello que no hemos querido ver durante algún tiempo, aquello en lo que ni siquiera queríamos pensar dejándonos llevar por la rutina. En nuestra mano está si nos seguimos enrabietando dándole vueltas a por qué el destino nos ha puesto en esa situación o si lo aceptamos, que no es lo mismo que resignarse, como un reto, como una oportunidad de que aquello que vemos como un revés de la vida se convierta en ese punto de inflexión que nos dé la fuerza necesaria para nuestro cambio, para convertirnos en la persona que realmente somos.

 

Cuando nos atrevemos a iniciar este proceso, no exento de miedos e inseguridades, nos vamos dando cuenta de que hay cosas que comienzan a suceder de forma causal, que no casual. Es como si el destino, ese al que tanto le has preguntado por qué, decidiera ponerse de tu lado. Incluso fuera tan caprichoso de ponerte en situaciones que te llevan a dónde tu quieres estar realmente, que fuerzan el que tengas que tomar esa decisión que todavía te da un poco de miedo, para qué negarlo. Incluso, a veces, ni siquiera tienes que elegir, simplemente esa opción que comienzas a vislumbrar se convierte en la única por las circunstancias.

 

Todo comienza a encajar, al menos en mi mente, visualizando mi futuro de forma distinta, con más ilusión, con más esperanza, a pesar del ambiente que ya se encarga diariamente de robarnos una parte de nuestro optimismo. No será fácil, habrá que luchar, pero estoy segura de que la causalidad hará su parte y confío en ella. Porque todo pasa por algo. Y ahora si estoy preparada, preparada para afrontar lo que venga y en el momento que quiera suceder, porque sé, confío, en que después de una dura prueba la vida en algún momento recompensa a los valientes de alguna forma. Puede sonar vanal, incluso prepotente,  pero ahora sé que si pongo todo de mi parte, que si hago caso a mi corazón y a mis ideas el momento llegará.  Y cuando venga ese último “revés” antes de poner definitivamente el rumbo hacia lo que realmente necesito y quiero, tan sólo lo veré como una liberación y una oportunidad. Porque ya no lo consideraré como un “revés”, tan sólo como eso que ahora mismo no encaja con el resto de las piezas del puzle.

 

AH.

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

10.03 | 02:26

Me encanta, todo viene a sal´r de boca, es formidable.

...
05.02 | 14:10

Esta genial esta pagina me gusta👌🏻😘

...
28.01 | 10:54

¡Muchas gracias!

...
22.01 | 17:00

q palabras tan relajantes

...