MI BLOG DE LA ESPERANZA

FRENTE A UNA HOJA EN BLANCO

Cuando uno se enfrenta a una hoja en blanco y no sabe muy bien cómo llenarla, qué contar, qué transmitir, cómo llegar a otros, tiene la sensación de que no será capaz, de que ese reto le sobrepasa, de que es demasiado para uno. Como cuando cualquiera se enfrenta a tantas y tantas cosas en la vida y el miedo se apodera de todo al comenzar un camino que no sabes muy bien a donde te llevará.

 

Pero, de repente, sucede algo, algo mágico, y las letras comienzan a correr, a salir del interior de uno mismo, a ordenarse casi solas. Entonces, esa sensación de desazón, de “no podré”, “esto es demasiado para mí”, “me estaré creyendo más de lo que soy”, se torna en grandeza, en confianza, en fuerza y en ganas de llegar al que estará al otro lado de mis palabras en algún momento después de escribirlas, de sentirlas, de sacarlas de dentro. Surge esa fuerza contraria al miedo que, por alguna extraña razón, te empuja a seguir ese camino, la mayoría de las veces incierto y que aún así es el que nos mantiene vivos. Valentía, la fuerza contraria al miedo,  la cual necesitamos que sea algo mayor que éste para emprender una nueva ruta.

 

Cuando escribes tienes una sensación liberadora y a la vez de responsabilidad. Responsabilidad porque estas letras tienen el fin de hacer que alguien se emocione, reflexione, tenga esperanza o se llene de fuerza, según el momento, dependiendo también del estado de ánimo del escritor…

 

Escritor: esa persona que es capaz de plasmar esos sentimientos, esas sensaciones que muchos tienen y pocos saben explicar, tener esa facilidad de que las palabras fluyan, vuelen, tengan vida.

 

Lo más difícil es trabajar con la duda de si conseguirás llegar a alguien, mover algo en algún corazón o como a mí me gusta decir: “cambiar un poquito el mundo con mis palabras”. La duda siempre estará ahí pero, si no lo intentas, nunca sabrás quien tenía razón, si la vocecilla del miedo o la de la valentía.

 

Por eso, no nos queda otra que luchar por lo que queremos, por lo que creemos y por lo que, aunque sea en nuestro subconsciente, sabemos que podemos. Porque si aparcamos el miedo al menos por un instante y nos quedamos con la fuerza de la valentía, seremos conscientes, al menos en ese instante, de que en el fondo sabemos que podemos.

 

AH.

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

10.03 | 02:26

Me encanta, todo viene a sal´r de boca, es formidable.

...
05.02 | 14:10

Esta genial esta pagina me gusta👌🏻😘

...
28.01 | 10:54

¡Muchas gracias!

...
22.01 | 17:00

q palabras tan relajantes

...