MI BLOG DE LA ESPERANZA

DUDAS Y AGRADECIMIENTO

Lo creamos o no, al tomar una decisión, el que más y el que menos, tiene dudas. Para unos durarán unos segundos, para otros, días, hasta barajar todas las opciones y tomar una decisión y, para un tercer grupo, tal vez duren demasiado, incluso puede que se pierda en ellas y no consiga encontrar la respuesta. Quizá la respuesta la tenga más cerca de lo que cree, simplemente en su interior, pero el temor a equivocarse puede llevar a necesitar esa aprobación de alguien externo, ese ¿por qué no?, ¡lánzate!, inténtalo. Parece que así conseguimos estar absurdamente más seguros.

 

El problema viene cuando en vez de encontrar ese ¿por qué no? te encuentras con los inconvenientes, con la anticipación de las dificultades del camino, esas frases que tu cabeza ya se encarga de repetirte y así crearte esa inseguridad para tomar una decisión, la decisión. Pero si a pesar de eso hay algo en ti, una pequeña vocecita que comienza a oírse un poco más alto que de costumbre, que intenta tapar a la otra voz, a la que acostumbra a robarte los sueños, las ilusiones y las ganas de luchar por las cosas realmente importantes de la vida, entonces sabrás que la elección es acertada, porque sentirás que sale de dentro de ti y que por mucho que otros intenten destruírtela, sigue ahí, intentando hacerse firme como una roca, luchando poco a poco por hacerse oír por encima de la vocecilla del miedo.

 

Si nos fijamos en las cosas que hemos conseguido hasta ahora en nuestras vidas que, por pocas que sean, algunas serán, aunque solo sea el mero hecho de haber sobrevivido en el camino ya es algo, en muchos casos es posible que lleguemos a pensar incluso qué como fuimos capaces de superar esto o aquello, eso que antes de comenzar el camino nos parecía imposible o poco probable, hasta puede que una locura si nos hubiéramos parado a pensar algo más en ese momento, si nos hubiéramos dejado atrapar por el pensamiento creado para bloquearnos.

 

Pero lo cierto es que aquí estamos, con algunas de las cosas que intentamos cumplidas, con otras convertidas en fracaso y con un grupo de experiencias que no clasificaríamos en ninguno de los dos bandos, porque aunque no se cumplieron como planeamos inicialmente, finalmente fueron logros, o aunque en principio fueran fracasos, han podido convertirse en logros con la perspectiva del tiempo. Y es que como se suele decir, no hay mal que por bien no venga. De los peores momentos de una persona siempre renace algo, algo grande que estaba oculto en su interior, y lo curioso es que también suele aparecer alguien, ese alguien que uno ya creía que no existía, ese tipo de persona que ya no abunda o que sabe esconderse bien porque no te la sueles encontrar de frente muchas veces en la vida.

 

Tal vez ese pequeño honor esté reservado para unos cuantos en sus momentos más bajos, en esos momentos en los que ya te has perdido a ti mismo, en los que el sufrimiento pasa a un nivel que nadie cree que puede ser posible soportarlo y, por eso, en ese momento, solo quiere terminar con él, a pesar del ángel que encontró en el camino y que le tiende la mano para liberarlo.

 

Gracias, simplemente gracias, a todos esos ángeles, profesionales o personas de a pie, que hacen con sus palabras y sus gestos que alguien encuentre la mano a la que agarrarse para salir de uno de los socavones de su vida y qué no solo se quedan ahí, si no que le ayudan a asfaltarlo y revisan un tiempo que no se vuelva a abrir. Gracias a la gente GRANDE, con un corazón grande y con humanidad, esa cualidad que tanta falta hace en esta sociedad.

 

AH.

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

10.03 | 02:26

Me encanta, todo viene a sal´r de boca, es formidable.

...
05.02 | 14:10

Esta genial esta pagina me gusta👌🏻😘

...
28.01 | 10:54

¡Muchas gracias!

...
22.01 | 17:00

q palabras tan relajantes

...